¿Por qué ser asistente de fotografía me hace mejor fotógrafo?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Portada ser asistente te hace mejor fotógrafo

La fotografía es una profesión llena de opciones para todos los gustos y posibilidades. En gran medida la experiencia que tengo como fotógrafo, así como las metodologías, técnicas y mercado al que me dirijo, vienen del trabajo realizado como asistente de fotografía.

Llevo poco más de 8 años trabajando en este negocio, en muchos casos detrás de la cámara y en otros asistiendo. Hoy puedo asegurar que esta suerte con la que he contado me permite ver el negocio fotográfico desde una perspectiva diferente y me enseña lecciones que de otra manera me habría tomado más tiempo aprender. Así que si quieres saber por qué ser asistente de fotografía me hace mejor fotógrafo y sobretodo aprender de lo que hacen grandes marcas con las que he tenido la fortuna de trabajar como Zalando, Polaroid, Samsung o La Caixa, no dejes de leer.

Primera lección: “Poner cera, quitar cera”

Apenas empezaba profesionalmente en la fotografía, a solo un par de meses de haber terminado mis estudios, cuando empecé a trabajar de asistente para un fotógrafo de producto en mi ciudad. En esa época no tenía muchos conocimientos sobre lo grande que es el negocio fotográfico o sus distintas ramas. Sin embargo ahí estaba yo ante un profesional renombrado intentando convencer con ganas y con los pocos conocimientos que tenía

Carlos Arroyave ha sido uno de mis grandes maestros en fotografía. De él aprendí lo que es el negocio, cómo funciona, qué es un estudio y cuáles son las técnicas para iluminar productos de muchas índoles, puesto que la fotografía no es solo presionar un botón, pero al principio no podía saberlo.

Ser asistente de fotografia te hace mejor fotógrafo

Así que la primera lección, como si de Karate Kid se tratara fue lo que describo como” poner cera, quitar cera”, esta corta frase que repetía el maestro de la mencionada película para enseñarle a su alumno.

¿Cómo trabaja un fotógrafo profesional?

Resultó ser que en un estudio profesional con un alto volumen de trabajo había mucho que hacer. Pero estas labores no consistían solo en hacer las fotos, puesto que esta era solo la parte final de un largo proceso.

Atendíamos clientes en diferentes sectores como el automotríz, catálogos de venta directa, joyerías, heladerías, restaurantes, almacenes, retail, entre muchos otros. Así que mis días eran de todo menos aburridos.  Por norma general empezábamos con la planificación en la que el cliente junto con su departamento creativo y el fotógrafo definían lo que se debía hacer. Después recibíamos los productos y ahí empezaba mi trabajo.

Los productos tenían que estar en perfectas condiciones de limpieza y polvo, por lo que me esmeraba por que así fuera. Podía tener zapatos, motos, coches, electrodomésticos o alimentos. Después debía construir los sets en los que se harían las fotos.

Entonces, luego de unas breves indicaciones, me iba a la bodega del estudio a sacar lo necesario para esto. Páneles de madera, baldosas, telas, papeles y todo tipo de ambientaciones, se conjugaban para crear escenarios que aún hoy me sorprenden al ver los resultados.

El fotógrafo, exigente como cualquier empresario que cuida su negocio, se fijaba en los detalles más mínimos y siempre me decía que sus fotos tenían que salir de la cámara “perfectas” sin necesidad de pasar por el proceso de retoque. A decir verdad lo lograba en practicamente todos los casos salvo alguna pequeña excepción. De esta forma, me vi inspirado a aprender a trabajar con esta metodología. En ese momento entendí la importancia de contratar un fotógrafo profesional para las empresas.

Al final, después de pulir, limpiar, pintar, construir y destruir, aprendí el valor de la fotografía bien ejecutada para una empresa. Además entendí la importancia del equipo de trabajo y el equipamiento en iluminación cámaras y ópticas. De esa época me viene el gusto por la fotografía comercial, mis habilidades técnicas y los conocimientos en retoque digital. Después de todo “poner cera y quitar cera” me dejaron grandes enseñanzas.

Tendencias ¿Qué hacen los grandes? El asistente de fotografía lo sabe.

Empezar en España fue un reto que aún hoy sigue poniéndome a prueba. Este segundo inicio en mi vida profesional me llevó a conocer muchos fotógrafos de distintos países. Todos tienen en común que vienen a hacer fotos en España enviados por agencias de publicidad, agencias de fotógrafos y clientes. ¿Por qué España? Esta parte me costó un poco más entenderla, pero como todo, al final se reveló el secreto. Aquí tenemos muchas horas de luz en comparación con otros países europeos. Además, Mallorca, Ibiza, Formentera y las Islas Canarias son paraísos en lo que a localizaciones se refiere. Por lo tanto, muchas de las campañas que se hacen en el viejo continente son producidas en España.

BTS sesión fotográfica en la playa

Ahora, en cuanto a las tendencias, este trabajo me ha llevado a compartir set con grandes fotógrafos y grandes marcas. De esas que invierten miles, sino millones, en hacer que su imagen destaque y comunique.

En esta etapa fui consciente de la importancia de una correcta planificación, de tener un equipo de trabajo comprometido y profesional, y como no podía ser de otra manera, el tipo de clientes con los que yo quería trabajar.

Los grandes clientes entienden que sus negocios viven de la imagen, bien sea con piezas gráficas impresas en grandes formatos y ubicadas en los centros de las metrópolis, o simplemente las fotos de sus páginas web y redes sociales. Las marcas saben que dentro de sus presupuestos no puede faltar un espacio a la producción de imágenes.

Es por esto que sus equipos creativos deben estar al tanto de lo que pasa en el mundo. En especial de eso que es tendencia y le llama la atención a su público, pues en ello está la clave del éxito, en saber qué quiere nuestro cliente.

Así que he sido testigo de cómo hay momentos en los que las fotos se hacen de una u otra forma en función de lo que más interacción y reacción puede generar en los públicos. Por ejemplo, marcas como Mango, Zalando o Adidas hacen parte de su fotografía en película análoga. ¿Por qué? Según he sabido, las marcas valoran la calidad que tienen estas imágenes. Los colores, enfoque, grano, etc, las hacen muy atractivas. Sin embargo, los publicistas a los que he preguntado no dudan en decirme que a pesar de que la calidad en la imagen si es diferente, la razón obedece más al hecho de que es una tendencia y se vende más siguiéndola. Las marcas, por ende, no quieren quedarse atrás.

En resumen, ser asistente de fotografía me permite estar en contacto con profesionales y empresas y aprender cómo hacen las cosas. Al final esto se convierte en tendencia, lo que me permite saber en todo momento qué se hace y qué gusta más. Luego esto lo aplico con mis clientes.

Técnicamente preparado.

Otra de las grandes cosas que me ha dejado mi labor como asistente de fotografía es que he tenido que trabajar en circunstancias diferentes. Por esto me siento igual de cómodo en estudio que en exterior y manejo con igual pericia los equipos de luz (estroboscópicos y contínuos), como los paneles y reflectores. Además, cuando estás en producción tienes que ser activo y resolutivo, aptitudes esenciales en un fotógrafo.

Así que gracias a todas las producciones y los retos derivados de ellas, puedo decir que tengo la capacidad técnica de desarrollar los proyectos fotográficos que me sean planteados.

Otro factor importante es que conozco localizaciones en distintas ciudades españolas y sobretodo, a un montón de profesionales con los que he coincidido, desde directores de producción hasta runners, con los que a día de hoy sigo colaborando y desarrollando proyectos propios y ajenos.

Por último, una de las grandes virtudes de mi trabajo como asistente es que me permite ver de cerca lo que hacen no solo las marcas, sino los fotógrafos. Así aprendo de muchas fuentes lo que se debe hacer y lo que no. En suma, ser asistente de fotografía me ha hecho mejor empresario y mejor fotógrafo.

Hoy en día sigo ejerciendo como asistente. Creo que las razones son evidentes. Sin embargo, he de decir que cada vez va a menos. Lejos de estar cansado de hacerlo, creo que lo importante de las enseñanzas de la vida es poderlas aplicar. Yo aplico todo lo que puedo de lo que aprendo y aspiro a seguir creciendo y conquistar a esos grandes clientes que están ahí y existen. Yo los he visto.

Imagen tomada de portada tomada de Freepik.

Sobre mi

Hago sesiones de fotos para empresas que no tengan una imagen fotográfica definida o tengan intención de fortalecerla. Uso la técnica, mi conocimiento en Marketing y comunicación para ayudar a definir una estrategia basada en imágenes que conecte con el usuario y genere conversiones.

Nos seguimos?

Populares

Detrás de cámaras

Reproducir vídeo